Blogia
Bolivia Travelnews

Un viaje por el Altiplano

Un viaje por el Altiplano

 

El ALTIPLANO BOLIVIA

Viaje fuera del tiempo

Freddy Céspedes E.


“El Altiplano, ecosistema que está ubicado en Sud América; situado a 3800 m de altura promedio, se encuentra en el corazón de Los Andes (66-71° de longitud Oeste y 14-22° de latitud Sur) entre la Cordillera Oriental y Occidental que culminan a más de 6000 m. Tres grandes cuencas lacustres caracterizan a esta vasta depresión: La Cuenca del Lago Titicaca al Norte, la Cuenca del Lago Poopó al centro y las Cuencas de los Salares de Coipasa y de Uyuni al Sur. Políticamente comprende parte del departamento de La Paz, Oruro y Potosí”1

CLIMA.

“El clima del altiplano se caracteriza por ser árido con dos regímenes de precipitación: una temporada seca ( De abril a Noviembre) y otra húmeda ( Diciembre a Marzo). El aporte de vapor de agua para el Altiplano proviene  de la región amazónica y del Océano Atlántico para sudamérica, la cual determina la estación húmeda de Bolivia, incluyendo el Altiplano”.

La precipitación anual en el área del lago Titikaka es de 500 mm de lluvia anuales y en la parte Sur del Altiplano, Laguna Verde y su área de influencia con aproximadamente 200m.m anuales, es la zona más seca de Bolivia, teniendo en cuenta que en algunas zonas tropicales entre Cochabamba y Beni llueve 5000 m.m anuales.

El Altiplano está en medio de la Cordillera Oriental de origen tectónico y la Cordillera Occidental o Cordón volcánico

GEOLOGÍA.

“El altiplano es una extensa cuenca intramontana de aproximadamente 110.000 km2, de 150 km de ancho por 800 km de largo, cuya altitud fluctúa entre 3650 a 4100 m., es interrumpida por serranías aisladas, cuyas alturas varían entre 4000 y 5350 m. Ubicada entre las cordilleras Oriental y Occidental coincidente con la provincia geológica del mismo nombre.

En general, en el Altiplano existe un control estructural sobre el relieve, ya que los anticlinales se encuentran formando serranías y los sinclinales concuerdan con valles y zonas topográficamente bajas. Gran parte del altiplano forma extensas superficies niveladas, cubiertas por depósitos lagunares, glaciales y aluviales recientes. De forma general se puede indicar que durante el Cuaternario, la evolución del Altiplano ha estado ligada fundamentalmente a los cambios del clima. La alternancia de períodos húmedos y secos, cálidos y glaciares, ha determinado en la cuenca endorreíca del Altiplano el desarrollo de lagos sucesivamente más amplios o más reducidos que los actuales.

 A estas diferentes situaciones hidrológicas corresponden diferentes depósitos que van desde morrenas glaciares en las cordilleras, a sedimentos fluviales entre el pie de monte y la planicie, y a formaciones lacustres y evaporíticas en la parte central de la llanura.

La región del altiplano ha sufrido una evolución estructural larga e intensa que llega hasta tiempos muy recientes, con fenómenos de levantamientos y vulcanismos aún activos.

El altiplano es el resultado del relleno de una fosa tectónica cuyos orígenes se remontan al Cretácico, la cual ha recibido grandes volúmenes de materiales clásticos, en gran parte continentales y vulcano sedimentarias, dispuestos en gruesos depósitos pocos cimentados. La actividad estructural

reciente ha deformado estos depósitos, dando lugar a las serranías que se encuentran al interior del altiplano, conformadas por materiales poco resistentes, y a zonas endorreícas de acumulaciones sujetas a inundaciones

Este levantamiento reciente y actual ha generado una densa red hidrográfica bien organizada y zonas deprimidas variables en el tiempo y en el espacio, a través de las cuales se realizan tanto los fenómenos de erosión como de deposición. En estos procesos, los depósitos recientes, poco consolidados, son los que sufren el ataque erosivo más intenso. El clima contrastado, con lluvias breves, intensas y concentradas en unos pocos meses, favorece una fuerte erosión de las vertientes y lechos y un alto transporte de materiales que genera inundaciones y depósitos en áreas deprimidas. Durante la estación seca y fría, en cambio, el agua tiende a embalsarse en zonas llanas y las heladas favorecen la disgregación de las rocas y el debilitamiento de la cobertura vegetal, dejando el suelo expuesto a los fenómenos erosivos”. genera inundaciones y depósitos en áreas deprimidas. Durante la estación seca y fría, en cambio, el agua tiende a embalsarse en zonas llanas y las heladas favorecen la disgregación de las rocas y el debilitamiento de la cobertura vegetal, dejando el suelo expuesto a los fenómenos erosivos”.

LA CORDILLERA DE LOS ANDES.

Desde el Altiplano se observan una inmensa cadena de montañas arriba de los 6000 metros, sobresalen en la Cordillera de Apolobamba la montaña Cololo, el Sunchulli, el Chaupi Orkho en la parte norte; ya en el centro el Illampu el Chachacomani el Huayna Potosí y el Illimani con alturas arriba de los 5700 hasta los 6500 metros.

También en el Altiplano se encuentra el Lago Titikaka, otra maravilla geográfica y es el más extenso de Sudamérica con 8300 km2 con una longitud de Sud a norte de 180 km y una anchura de 50 a 60 km. de este a oeste; su profundidad está calculada entre 200-300 metros. Sus costas están formadas por innumerables bahías, penínsulas, islas e islotes.

 El ALTIPLANO Y EL DESARROLLO HISTÓRICO CULTURAL.

Esta vasta de región de más de 100.000 km2, tiene una característica muy particular en el desarrollo cultural ya que encontramos en su suelo una serie de asentamientos humanos muy antiguos como Viscachani2.

Dick Ibarra Grasso encontró puntas de flechas y raspadores que datarían por lo menos de 10.000 años. También la presencia de pinturas rupestres con escenas de caza, especialmente de llamas, nos muestra a un Altiplano dinámico con ríos y lagos; pastos naturales, y fauna que modelaron el paisaje natural, convirtiéndose luego, en el espacio geográfico que iba a ser testigo de otras culturas que dejaron a su paso un alto grado de desarrollo en la alfarería, la domesticación de los camélidos y el uso intensivo de la agricultura utilizando sistemas muy avanzados para su época.

Este ambiente fue convirtiéndose paulatinamente en el hogar de grupos que dejaron de ser nómadas, para convertirse en sedentarios. Son muy conocidos y estudiados los asentamientos de la cultura Wankarani y Chiripa, éste último ubicado en la península de Taraco, donde claramente se evidencian vestigios de una cultura con la división de clases sociales, la construcción de templetes semi subterráneos así como habitaciones de paredes dobles y puertas corredizas, que son dignos ejemplos del avance cultural en el Altiplano. A criterio de Ponce Sanjinés “Aquí se habrían edificado las primeras construcciones de carácter religioso, ya que las residencias de la cima deberían ser conceptuadas no meramente habitacionales, con indicios de diferenciación social de una clase directora; además, el vínculo de Chiripa con el lago fue a través de balsas de totora”.

 

 

 

 

 

 



[1] Vulnerabilidad de las aguas subterráneas en el ecosistema del altiplano boliviano debido a trasvases Guillermina Miranda (1) y Jaime Argollo (2)

 

[2] Viscachani descubierta por Ibarra Grasso en el Departamento de La Paz Bolivia. Viscachani presenta dos fases diferentes por su industria lítica como por su antigüedad atribuida; la primera fase, muestra una industria lítica en lascas y trabajadas unifacialmente y presenta raspadores, cuchillos, hachas de mano; la segunda fase, caracterizada por el trabajo bifacial ejecutado en las hachas de mano, en las toscas puntas de lanza. Su antigüedad sería de 10.000 años.

CONTINUARÁ: LOS SALARES DE BOLIVIA...

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres